Enviado por Vericat Formación en Mar, 23/03/2021 - 12:31
covid 19 clinica dental
covid 19 clinica dental

El Director General de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom, declara el COVID-19 pandemia global el 11 de marzo 2020. Se convirtió en una pandemia lo que representa una emergencia sanitaria y potencialmente una crisis de salud pública en los países afectados a lo largo de los cinco continentes (1).

COVID 19

Ilustración 1: https://theconversation.com/covid-19-que-ha-cambiado-para-pasar-de-epidemia-a-pandemia-133501

 

La acelerada propagación del virus nos ha planteado desafíos importantes en la medicina en general y más concretamente en la odontología, que es el campo que concretamente nos incumbe. Su relevancia viene determinada por su rápida diseminación, morbilidad e importante mortalidad (hasta 5 veces superior a la de la gripe). Todo esto nos ha obligado a replantear nuestra actuación dentro de la actividad odontológica por ser un grupo de riesgo importante por la vía de propagación del mismo (2).

Las rutas de transmisión comunes de este coronavirus incluyen:

  • La transmisión directa de persona a persona a través de las secreciones nasofaríngeas y la saliva de personas infectadas (tos, estornudos y transmisión por inhalación de gotitas- gotitas de plügge).
  • La transmisión indirecta a través de manos o fómites contaminados que contactan con las mucosas oral, nasal u ocular (3).

En el ambiente odontológico, se sumaría la propagación aérea a través de los aerosoles (partículas de menos de 50 µm de diámetro) cuyas partículas contaminadas por SARS-CoV-2, tienen una alta capacidad de permanecer en el aire y un alto potencial para ingresar a las vías respiratorias (4).

rutas transmisión COVID19 gabinete dental

Figura extraída de: Gómez Santos G, Prieto Regueiro B, Martínez Ramos JS, Melwani Sadhwani R, Ruiz Morán G, Vázquez García-Machiñena J et al. Protocolo odontológico ante el SARS CoV2 (COVID-19) en Atención Primaria. Servicio de Atención Primaria, Planificación y Evaluación. Dirección General de Programas Asistenciales. Servicio Canario de la Salud, Consejería de Sanidad;2020.

 

No obstante, los estudios que hoy en día disponemos sobre la COVID19 en la odontología son todavía muy escasos probablemente por tratarse de una patología recientemente conocida (Coronaviridae Study Group of the International Committee on Taxonomy of Viruses).

Las cifras publicadas hasta ahora en el análisis por el Consejo General de Dentistas  parecen mostrar un mayor grado de protección entre los dentistas en comparación con las publicadas sobre el resto del personal sanitario, fundamentalmente, personal médico y de enfermería en todo el mundo.

En este sentido, el riesgo de infección por COVID-19 parece ser más bajo para el personal de la clínica dental, en comparación con el descrito para el resto del personal sanitario. En una encuesta realizada a más de 2.200 dentistas de toda España, 741 (33.5%) se han realizado una PCR. De ellos, en 30 casos dio positiva (4%), y solo en 12 la sospecha del contagio fue en el ámbito laboral (1.6%) (5).

Es por ello que, en la situación actual y con todas las precauciones que se están tomando, las clínicas dentales es uno de los ámbitos más seguros tanto para nuestros pacientes como para el personal sanitario.

 

Implantología dental durante el COVID-19

La implantología dental, incluso en sus expresiones más livianas, es uno de los procedimientos más invasivos dentro de la odontología contemporánea. Es por ello que, en situaciones como la que nos encontramos actualmente por la COVID-19, se ha cuestionado la idoneidad de estos procedimientos, probablemente por ser tratamientos más cruentos.

Según la organización mundial de la salud (OMS) (6) los datos actuales sugieren que el virus se propaga principalmente por medio de gotículas respiratorias entre personas que estén en contacto cercano. Esto determina que un procedimiento de cirugía oral, con la protección adecuada del personal sanitario, no implica un riesgo añadido de infección por el coronavirus.

Es por ello que, las medidas que se deben extremar en el tratamiento implantológico deberían ser las mismas que en general se deberían tomar en la clínica dental en su práctica diaria.

El mayor riesgo en la clínica dental viene determinado por los procedimientos que generan aerosoles de saliva, sangre y secreciones que se dispersan en el ambiente. Estos aerosoles, además de poder ingresar por vía respiratoria, se depositan en las superficies, en la mascarilla, ropa de trabajo, manos, pudiendo ser una fuente de contaminación. Debido a ello, las medidas estándares no son suficientemente efectivas para prevenir la diseminación del COVID-19(7).

Según este análisis, los principales procedimientos considerados de riesgo por generar aerosoles son:

  • El uso de instrumental rotatorio de alta velocidad (56%).
  • La jeringa triple aire-agua (56%).
  • El instrumental sónico y ultrasónico (43%).
  • El rotatorio de baja velocidad (29%).
  • La pieza de mano quirúrgica (22%).
  • Pulidor dental (18%).
  • Radiografía intraoral (16%).
  • Láser (6%).

 

Como se puede observar los mecanismos en el ámbito de la implantología dental son los que menos areosoles crearían dentro de la consulta odontológica.

 

Medidas recomendadas en el tratamiento implantológico durante la COVID-19

Se pretende establecer una breve guía de actuación en el consultorio dental para los pacientes que van a ser sometidos a un tratamiento de implantes dentales. Básicamente se basa en las recomendaciones del consejo de dentistas de España establecidas en el 2020.

  1. Evaluación previa de los pacientes: Es importante realizar un correcto triaje de los pacientes que acuden a la consulta (informados previamente por vía telefónica). No se atenderán pacientes con signos o síntomas relacionados con la COVID-19 (tos, dificultad respitaroria, malestar general, y temperatura por encima de los 37,3 º C).

Triaje telefonico COVID19

Figura 3. Triaje telefónico previo a consulta presencial.

 

  1. Lavado de manos minucioso, primero con agua y jabón (40-60 segundos) y después con solución hidroalcohólica (20-30 segundos).
  2. Evitar el trasiego de pacientes/ personal sanitario en la consulta: espaciar las visitas médicas/quirúrgicas.
  3. No dar la mano al paciente. Hay muchas formas de saludar siendo cortés.
  4. Enjuague bucal: se recomienda utilizar enjuagues que contengan agentes oxidantes como el peróxido de hidrógeno al 1 %, ya que el COVID-19 es vulnerable a la oxidación, como también, yodo povidona al 0.1 % por sus efectos de reducir la carga de microorganismos en la saliva (8).
  5. Uso adecuado de métodos de barrera: ropa de trabajo, gorro, guantes, protección ocular (gafas ajustadas o pantalla), mascarilla. En caso de tener que generar aerosoles se recomienda filtro FFP2.

Tipos de epis

Fig. Diferentes tipos de EPI. Ilustración de http://coelp.es/images/Protocolo_USO_COVID19.pdf

 

  1. Se recomienda no utilizar (o minimizar su uso) la jeringa de aire-agua del equipo porque genera aerosoles. Mejor secar con gasa la zona que necesitemos explorar.
  2. Evitar el contacto con superficies y materiales si se ha estado en contacto directo con la boca del paciente. Maximizar trabajo en equipo con las auxiliares/higienistas de campo.
  3. Evitar al máximo la realización de radiografías intraorales que estimulan la salivación y pueden provocar tos. Altamente recomendable las radiografías extraorales.
  4. Minimizar la estancia de personal en el quirófano al mínimamente indispensable.
  5. Usar estancias altamente ventiladas.
  6. Desinfección adecuada de todas las superficies. Se realizará con un desinfectante incluido en la política de limpieza y desinfección de la clínica. Estos virus se inactivan tras 5 minutos de contacto con desinfectantes, como la lejía o con una solución de hipoclorito sódico que contenga 1000 ppm de cloro activo (dilución 1:50 de una lejía con concentración 40-50 gr/litro preparada recientemente). El personal de limpieza utilizará equipo de protección individual adecuado dependiendo del nivel de riesgo.
  7. Limpieza y esterilización adecuada del material quirúrgico utilizado.

 

Conclusiones

Aunque la literatura es vaga con respecto a muchos temas específicos de la COVID19, existe suficiente soporte científico mostrando la potencial facilidad de trasmisión y su alto grado infeccioso en profesiones de la salud

1) El riesgo de infección COVID-19 parece ser más bajo para el personal dental, comparativamente al descrito para el resto del personal sanitario.

2) El riesgo de infección COVID-19 entre el personal dental no parece ser superior al de la población general. Más bien, los escasos datos disponibles apuntan a que el riesgo de contagio en el ámbito laboral dental podría ser inferior al encontrado en población general según el consejo general de dentistas.

2) El procedimiento implantológico, al no usarse instrumentos que generan muchos aerosoles, es un procedimiento seguro para los pacientes y el personal sanitario.

3) Se deben extremar todas las precauciones y tomar todas las medidas aquí mencionadas para minimizar el posible contagio en la clínica dental.

4) No obstante, el riesgo no es nulo y deben seguirse las recomendaciones y protocolos emanados de las diferentes instituciones nacionales.

 

 Doctor Vicente Antonino  

Dr. Vicente Antonino.

Cirujano Oral del Equipo Vericat

 

----------------------

Bibliografía

1.- Organización Mundial de la Salud. Alocución de apertura del Director General de la OMS en la rueda de prensa sobre la COVID-19 celebrada el 11 de marzo de 2020. Disponible en: https://www.who.int/es/dg/speeches/detail/who-director-general-s-opening-remarks-atthe-media-briefing-on-covid-19---11-march-2020.

2.- Bourouiba L. Turbulent Gas Clouds and Respiratory Pathogen Emissions: Potential Implications for Reducing Transmission of COVID-19. JAMA. 2020;323(18):1837-1838. doi:10.1001/jama.2020.4756.

3.- Lu, C. W.; Liu, X. F. & Jia, Z. F. 2019-nCoV transmission through the ocular surface must not be ignored. Lancet, 395(10224):e39, 2020.

4.- Harrel, S. K. & Molinari, J. Aerosols and splatter in dentistry: a brief review of the literature and infection control implications. J. Am. Dent. Assoc., 135(4):429-37, 2004.

5.- https://gacetadental.com/wp-content/uploads/2020/10/ANALISIS_RIESGO_Y_PREVALENCIA_COVID_EN_PERSONAL_SANITARIO.pdf

6.- https://www.who.int/es/news-room/q-a-detail/coronavirus-disease-covid-19-how-is-it-transmitted

7.- Clarkson, Jan & Ramsay, Craig & Aceves-Martins, Magaly & Brazzelli, Miriam & Calvert, Gareth & Colloc, Thibault & Dave, Manas & Glenny, Anne-Marie & Goulao, Beatriz & Lamont, Thomas & Richards, Derek & Riley, Philip & Robertson, Clare & Walsh, Tanya & Wilson, Gavin & Worthington, Helen. (2020). Aerosol Generating Procedures and their Mitigation in International Dental Guidance Documents - A Rapid Review.

8.-  Peng, X.; Xu, X.; Li, Y.; Cheng, L.; Zhou, X. & Ren, B. Transmission routes of 2019-nCoV and controls in dental practice. Int. J. Oral Sci., 12:9, 2020.